La implementación del uso de gas natural en Perú representó ahorros por US$ 11.200 millones entre el 2005 y 2011, destacó el gerente general de la corporación Cálidda, Adolfo Heeren.

Según el ejecutivo de la empresa encargada de distribuir este recurso energético, el uso de gas natural en todos los sectores de la sociedad peruana equivale, hasta el momento, al 1.03% del producto interno bruto (PIB).

Heeren sostuvo que el peso que va adquiriendo este recurso en la economía peruana ha motivado al presidente Ollanta Humala a declarar de interés nacional el proceso de masificación del uso del gas natural.

Como parte de esta política nacional, la meta dispuesta por el gobierno peruano es alcanzar las 160.000 conexiones en el sector industrial y comercial, y para el 2015 superar los 100.000 clientes anuales.

El uso de este combustible limpio también se masifica en el mercado vehicular a un ritmo aceptable. Alrededor de 160.000 vehículos ya se integraron al gas natural a través de una cadena de 200 estaciones de servicio para este fin.

La meta del Perú para el 2016 es lograr más de 450.000 conexiones, beneficiando con ello un promedio de dos millones de peruanos con este recurso natural, considerado económico y sobre todo limpio.