La Ley del Presupuesto General del Estado (PGE) 2014 incrementa hasta el 80% el gravamen al Impuesto al Consumo Específico (ICE) para la importación  de vehículos a diesel y gasolina, mientras que para aquellos propulsados por gas natural vehicular (GNV) será del 0%, en un intento de incentivar el ingreso de vehículos nuevos a GNV, según señaló el ministro de Economía, Luis Arce Catacora.

Así, en su Disposición Adicional Primera, la Ley del PGE 2014 señala que el porcentaje del impuesto que se pagará por la importación de vehículos que hagan uso de diesel será de entre 15 y 80%, gasolina de 0 a 40%, GNV entre 0 y 40% y otros de 0 a 40%, y aclara que a la importación de vehículos automóviles nuevos o usados fabricados originalmente para utilizar GNV como combustible, se aplicará una tasa porcentual del Impuesto a los Consumos Específicos del cero por ciento.

De igual manera, la norma establece que la importación de vehículos automóviles originalmente destinados al transporte de más de 18 personas, incluido el conductor, y los destinados al transporte de mercancías de alta capacidad en volumen y tonelaje que constituyen bienes de capital, así como los vehículos construidos y equipados exclusivamente para servicios de salud, estará exenta del pago del ICE; a excepción de la importación de los que utilicen diesel como combustible, estando alcanzada por el referido impuesto de acuerdo a los rangos definidos.